Padre Manuel, mil y mil gracias

El 4 de enero del año 2012, se posesionó como sexto párroco de la comunidad de San Judas Tadeo en el Santuario, el presbítero José Manuel Giraldo Giraldo, oriundo del municipio de Cocorná, y quien venía de prestar sus servicios pastorales como párroco en la Catedral Nuestra Señora de Chiquinquirá de Sonsón, Antioquia.

Desde el primer año como cura párroco, el Padre Manuel se dio a la tarea de embellecer el templo Parroquial, realizando una remodelación interna, que permitió exaltar algunos de los detalles arquitectónicos que este templo tenía. Este trabajo de embellecimiento inició primero con la construcción de unos arcos centrales que hacían falta en la nave central del templo; pintura general de sus interiores; pintura de los capiteles; embellecimiento y reestructuración del altar; reubicación del sagrario, en el nuevo espacio llamado “el rincón de los amigos de Jesús”.

Sus esfuerzos no pararon allí; cada mes y cada año, procuró continuar con este proceso de dignificar el templo; se realizaron trabajos como laminación en oro de los marcos de las estaciones, revoque y pintura de la parte posterior del templo; pintura de la torre, entre otras.

De gran importancia fue la construcción de la Casa de Pastoral de la Parroquia, un edificio de 4 plantas, destinado entre otras cosas, a la reunión de los grupos apostólicos y sus diferentes acciones pastorales.

En el año 2015 se llevó a cabo la realización del Congreso Eucarístico Parroquial, un momento significativo e importante para la Parroquia, la que la llevó a ser vista a nivel diocesano como una parroquia activa, y con capacidad para realizar procesos pastorales de amplia envergadura.

Sin lugar a dudas, la obra cumbre del Padre Manuel fue la consecución del título de Basílica menor para el templo Parroquial de San Judas, un proceso que desde el momento de su concepción duró aproximadamente 3 años.

Por estas razones, y unido a su celo pastoral, a su amor por la Iglesia y la Eucaristía, este pueblo Santuariano, y de manera particular la que fue su parroquia por 6 años, le rindió un homenaje de gratitud por todo lo realizado en estos años.

A continuación trascribimos algunas de las palabras que se le dirigió al Padre en este día:

“Querido Padre Manuel, este es tu pueblo, el mismo que guiaste durante 6 años, siempre nos faltarán palabras para poder decir a plenitud el sentimiento de gratitud que tenemos con Dios por haberlo puesto como nuestro Pastor. Su nombre no quedará grabado en una placa de mármol, su nombre para siempre quedará escrito en nuestros corazones con los más hermosos caracteres de agradecimiento. Usted fue y seguirá siendo para nosotros un modelo de vida, luchó junto a nosotros hasta el final por alcanzar las metas trazadas. Los designios de Dios los han enviado a tu tierra natal a seguir caminando hacia el encuentro con Dios, pero su presencia y su persona siempre quedarán aquí, en esta hermosa Basílica.

Gracias por todo querido Padre, lo recordaremos por siempre, y nunca se le olvide que esta Basílica también es su casa, donde tienes un puesto de preferencia. Que mi Dios se lo pague Padre Manuel, y te recompense con una eternidad bienaventurada”.

1 comentario
  1. Yonaira María Zuluaga Gómez
    Yonaira María Zuluaga Gómez Dice:

    Muchas gracias Padre Manuel Giraldo, gracias a usted la parroquia es Basílica Menor.
    Doy gracias a Dios por ponerlo en nuestra parroquia, y por haberlo tenido como párroco, fue un gran parroco.
    Mil y mil gracias por todo lo que hizo en nuestra parroquia, nunca lo olvidaremos.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *