Noticias de Actualidad

Padre Manuel, mil y mil gracias

El 4 de enero del año 2012, se posesionó como sexto párroco de la comunidad de San Judas Tadeo en el Santuario, el presbítero José Manuel Giraldo Giraldo, oriundo del municipio de Cocorná, y quien venía de prestar sus servicios pastorales como párroco en la Catedral Nuestra Señora de Chiquinquirá de Sonsón, Antioquia.

Desde el primer año como cura párroco, el Padre Manuel se dio a la tarea de embellecer el templo Parroquial, realizando una remodelación interna, que permitió exaltar algunos de los detalles arquitectónicos que este templo tenía. Este trabajo de embellecimiento inició primero con la construcción de unos arcos centrales que hacían falta en la nave central del templo; pintura general de sus interiores; pintura de los capiteles; embellecimiento y reestructuración del altar; reubicación del sagrario, en el nuevo espacio llamado “el rincón de los amigos de Jesús”.

Sus esfuerzos no pararon allí; cada mes y cada año, procuró continuar con este proceso de dignificar el templo; se realizaron trabajos como laminación en oro de los marcos de las estaciones, revoque y pintura de la parte posterior del templo; pintura de la torre, entre otras.

De gran importancia fue la construcción de la Casa de Pastoral de la Parroquia, un edificio de 4 plantas, destinado entre otras cosas, a la reunión de los grupos apostólicos y sus diferentes acciones pastorales.

En el año 2015 se llevó a cabo la realización del Congreso Eucarístico Parroquial, un momento significativo e importante para la Parroquia, la que la llevó a ser vista a nivel diocesano como una parroquia activa, y con capacidad para realizar procesos pastorales de amplia envergadura.

Sin lugar a dudas, la obra cumbre del Padre Manuel fue la consecución del título de Basílica menor para el templo Parroquial de San Judas, un proceso que desde el momento de su concepción duró aproximadamente 3 años.

Por estas razones, y unido a su celo pastoral, a su amor por la Iglesia y la Eucaristía, este pueblo Santuariano, y de manera particular la que fue su parroquia por 6 años, le rindió un homenaje de gratitud por todo lo realizado en estos años.

A continuación trascribimos algunas de las palabras que se le dirigió al Padre en este día:

“Querido Padre Manuel, este es tu pueblo, el mismo que guiaste durante 6 años, siempre nos faltarán palabras para poder decir a plenitud el sentimiento de gratitud que tenemos con Dios por haberlo puesto como nuestro Pastor. Su nombre no quedará grabado en una placa de mármol, su nombre para siempre quedará escrito en nuestros corazones con los más hermosos caracteres de agradecimiento. Usted fue y seguirá siendo para nosotros un modelo de vida, luchó junto a nosotros hasta el final por alcanzar las metas trazadas. Los designios de Dios los han enviado a tu tierra natal a seguir caminando hacia el encuentro con Dios, pero su presencia y su persona siempre quedarán aquí, en esta hermosa Basílica.

Gracias por todo querido Padre, lo recordaremos por siempre, y nunca se le olvide que esta Basílica también es su casa, donde tienes un puesto de preferencia. Que mi Dios se lo pague Padre Manuel, y te recompense con una eternidad bienaventurada”.

El Nuncio Apostólico, Monseñor Ettore Balestrero, elevó el templo de San Judas Tadeo a la dignidad de Basílica Menor

Basílica AireEl pasado viernes 16 de marzo, en el municipio de El Santuario, se realizó la solemne celebración Eucarística y ceremonia de Elevación del Templo Parroquial y Santuario Diocesano de San Judas Tadeo, a la dignidad de Basílica Menor, título otorgado por la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, el pasado 6 de diciembre de 2017.

La ceremonia de Elevación estuvo presidida por Mons. Ettore Balestrero, nuncio apostólico del papa Francisco en Colombia, concelebrada por otros 10 obispos, entre ellos monseñor Fidel León Cadavid Marín, obispo diocesano, más de 50 sacerdotes y una gran cantidad de religiosas, seminaristas y fieles, no solo de El Santuario, sino de diferentes lugares del departamento que se acercaron a unirse a esta celebración.

La ceremonia inició en la puerta principal del templo, que estaba cerrada, donde se realizó la lectura del decreto firmado en Roma por el Cardenal Robertus Sarah, prefecto de la congregación, y que llegó a nuestra diócesis en el mes de enero. Posteriormente, el nuncio apostólico, abriendo la puerta, declaraba oficialmente el templo como nueva Basílica Menor, la segunda en nuestro territorio diocesano. Allí mismo, en la puerta, se realizó el toque del tintinábulo, una pequeña campana en un pedestal, uno de los símbolos propios de las basílicas. De ahí se llegó hasta el altar, donde se realizó la apertura del Umbrela, el segundo símbolo de las basílicas y se continuó con la celebración Eucarística.

Durante la homilía, el nuncio manifestó la alegría de estar en una Basílica, que está dentro de un “Santuario”. Recordó que la concesión de este título trata, por un lado, de intensificar el vínculo con la iglesia de roma y con el Santo Padre, es decir, “este título es signo de la unidad de esta iglesia de Sonsón Rionegro con la Iglesia Universal”. Este título, a la vez, promueve la ejemplaridad del templo como centro de particular acción litúrgica y pastoral en la Diócesis, “desde este templo se debe promover, con ejemplaridad, la celebración de los misterios de la fe y la vivencia de los sacramentos en cada uno de los fieles que se acerquen. Es una responsabilidad para todos los habitantes, por tener la capacidad de tener una unión real, de conducir una vida realmente unida a la vida de la Iglesia universal”, expresó monseñor Ettore.

Recibir el título de basílica menor comporta unos compromisos, una misión que se debe asumir, por parte de quienes acompañen en la fe a los peregrinos, y de todos los fieles que se acercan a esta basílica como casa de Dios, para recobrar las fuerzas para seguir al señor practicando las buenas obras, recordó el nuncio apostólico.

Este templo, entonces, es la casa de Dios, el lugar donde habita el rey del universo, que ha querido quedarse en medio de todos por medio de su palabra y de su presencia en el santísimo sacramento de la Eucaristía. Aquí podemos acudir para tener un encuentro con el único y verdadero Rey, con el juez justo que escucha las súplicas y plegarias y da lo que hace falta. “Que cada vez que nos acerquemos a esta basílica, nos acerquemos a rendir un culto de adoración y alabanza a aquel que nos puede indicar el camino, cuando estemos extraviados; cuál es la verdad, cuando nos aseche la mentira y la falsedad y cuál es la verdadera vida, cuando nos envuelva las tinieblas del pecado que engendra muerte y esclavitud”, insistió monseñor Balestrero.

La primera tarea que el señor encomienda, de forma especial a los sacerdotes que trabajan o trabajarán en esta basílica, según el nuncio, es “acompañar a todos los fieles, peregrinos, enfermos y personas que acudirán con distintas necesidades; acompañarlos para darles a conocer los misterios de Dios; lo deberán hacer, principalmente, a través de la celebración gozosa de los sacramentos, especialmente la Eucaristía y la Reconciliación, brindando el alimento de la palabra de Dios y del cuerpo y la sangre de nuestro señor Jesucristo y derramando el bálsamo de la misericordia divina en los penitentes”, indicó el nuncio.

El nuncio les recordó a los sacerdotes que tienen el deber de ser los primeros intachables, coherentes y fieles al ministerio recibido, buscando así, los intereses de Cristo y no los personales. “El Señor, por medio de sus sacerdotes, se debe mostrar cercano, compasivo con los atribulados,  para que salgan fortalecidos, recobren la fe, la paz, la salud, la esperanza y esta es la segunda tarea confiada, educar en la fe, por medio de la proclamación y enseñanza de la palabra de Dios, del anuncio gozoso de la buena nueva de Jesucristo, dándolo a conocer como el enviado del Padre, como el salvador en medio de las dificultades y retos que se presentan a diario en la sociedad que vivimos y en  la cual la iglesia está llamada a continuar la misión de Jesús”, expresó.

A los fieles, que se acercan a este Santuario, el señor los invita a unirse de una manera particular a este acontecimiento. “Ustedes hoy deben comprometerse a no olvidar su condición y dignidad y a vivir acorde a esta; que brille en cada uno la luz de las buenas obras y sea glorificado aquel que está en los cielos. La alegría de esta celebración nos compromete a edificarnos con buenas obras, como templos vivos de Dios”.

Fuente: Diócesis de Sonsón Rionegro

Vea y escuche toda la Homilía completa.

Nuestra diócesis se prepara para la ceremonia de dedicación de la Basílica San Judas Tadeo en El Santuario

El 6 de diciembre de 2017 la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, otorgó el título de Basílica Menor para el Santuario Diocesano de San Judas Tadeo en El Santuario, Antioquia, firmado en Roma por el Cardenal Robertus Sarah, prefecto.

El 19 de enero de 2018 monseñor Fidel León Cadavid Marín, obispo de la Diócesis de Sonsón Rionegro dio a conocer la noticia a toda la comunidad diocesana, y desde ese momento se han iniciado los preparativos para la ceremonia de dedicación que tendrá lugar este viernes 16 de marzo a las 5:00 p.m., con la celebración Eucarística presidida por el Excelentísimo Señor Ettore Balestrero, nuncio apostólico del papa Francisco en Colombia.

Durante toda esta semana se realizarán diferentes actividades en la localidad, con el fin de preparar a la comunidad para esta fiesta de la iglesia diocesana. La programación incluye un triduo de preparación, de lunes a miércoles a las 6:00 p.m. en la parroquia Nuestra Señora de Chiquinquirá y charlas de formación en torno a la figura de una Basílica, los días lunes y martes a las 7:00 p.m. Además, se tendrá un lucernario entre dicha parroquia y el templo de San Judas Tadeo, el miércoles en la noche.

El jueves, víspera de la ceremonia de dedicación, se tendrá un concierto con la agrupación Alfareros, que viene desde República Dominicana; lanzamiento del disco “Venga Tu Reino”, del artista católico local Eider Giraldo, finalista del concurso “Cántale al Papa” de la Conferencia Episcopal Colombiana y noche de adoración y alabanza.

Para el viernes, día de la ceremonia, a las 3:30 p.m. la filarmónica de El Santuario ofrecerá un concierto, como preparación a la celebración y a las 5:00 de la tarde iniciará la solemne Eucaristía, que tendrá su primera parte en la puerta central del templo, donde se leerá el decreto de nombramiento y el nuncio apostólico abrirá la puerta de la nueva basílica.

Esta es la basílica número 36 en Colombia, la 11 en el departamento de Antioquia y la segunda en el territorio de la diócesis, después de la de Nuestra Señora de El Carmen, en La Ceja.

Fuente: Diosonrio

Las Insignias Basilicales

Basílica significa “casa real”. En la antigüedad, en Grecia y Roma eran edificios públicos suntuosos que se destinaban para administrar justicia o salones de trono. Arquitectónicamente su estructura consistía en un gran espacio rectangular que se organizaba en torno a un espacio entre columnas (una nave central) muy ancho que era flanqueado por otras dos o cuatro naves laterales más pequeñas. Tras el Edicto de Milán, se empezaron a erigir templos cristianos usando la forma arquitectónica basilical.

Con el tiempo, la categoría de “basílica” se desligó de la estructura arquitectónica para adquirir un significado litúrgico. Desde el punto de vista litúrgico, un templo es basílica cuando el papa le otorga esta distinción por su importancia, su historia o algún otro aspecto que le de relieve. Así pues, con independencia de que un templo tenga desde el punto de vista arquitectónico tenga un trazo cruciforme, basilical, o de otro tipo, puede tener la categoría litúrgica de basílica por concesión papal.

Hay dos tipos de basílicas: las mayores y las menores. Las mayores solo son cuatro y están en Roma: San Pedro, San Pablo, Santa María la Mayor y San Juan de Letrán. Las basílicas menores pueden estar en Roma o en cualquier otra parte del mundo.

Para obtener el título basilical, un templo debe ser una iglesia consagrada y que tenga una peculiar cuidado en la celebración de la Eucaristía, de la  Penitencia, y los demás sacramentos, contando con la activa  participación de los fieles; debe contar con un número suficiente de clérigos para atender el culto divino y el confesionario; y debe de tener un número suficiente de ministros del altar y una cantores, para fomentar la participación  los fieles, así como la música y el canto.

Cuando un templo tiene el título de basílica, conlleva que los fieles puedan lucrar indulgencia plenaria si se visita el día del aniversario de la dedicación de la misma basílica, el día de la titular principal, en la Solemnidad de San Pedro y San Pablo, el día del aniversario de la concesión del título basilical, un día elegido por el obispo diocesano, y el  día elegido una vez al año por cada uno de los fieles.

Las basílicas tienen derecho a usar unas determinadas insignias:

La primera es la umbrela basilical, que es una umbrela hecha con doce franjas de seda o damasco que alternan los colores rojo y amarillo, que son heredados del Senado Romano, y que fueron adoptados para la umbela como insignia del gobierno papal. Se remata por un globo con una cruz, ambos de metal dorado, todo montado en una pértiga. Se coloca en algún lugar de la basílica, y se lleva en las procesiones. La umbrela permanece semiabierta esperando al Pontífice, y solamente se abre del todo para recibir a éste.

La segunda es el tintinábulo, que es una pequeña campana de metal, de, montada en un campanario que se lleva sobre un astil. El campanario es tradicionalmente un bastidor de madera o metal con el titular de la basílica pintado o grabado en una cara y el escudo en la otra. El tintinábulo se usa en las procesiones. Parece que su origen tenía una finalidad práctica, avisar de la procesión.

Tomado de: http://liturgiapapal.org

Ya se tiene fecha para la ceremonia de Consagración de la Basílica

Monseñor Fidel León Cadavid Marín, obispo de la Diócesis de Sonsón Rionegro, a través del siguiente video, quiere enviar un mensaje de felicitación a la comunidad Parroquial de San Judas Tadeo y a todo el municipio de El Santuario, por el nombramiento de la Basílica Menor de San Judas Tadeo.

Igualmente, el obispo da a conocer la fecha en la que se realizará la ceremonia de Consagración como Basílica de este templo parroquial, e invita a la comunidad de la diócesis a prepararnos para esta fiesta que es de toda la iglesia.

La Ceremonia Eucarística se realizará el viernes 16 de marzo, a las 5:00 p.m. y será presidida por el Nuncio Apostólico en Colombia, el Excelentísimo Señor Ettore Balestrero.

Campaña de Comunicación Cristiana de Bienes 2018: “No nos podemos quedar parados”

En nuestro territorio diocesano, existen cerca de 142.890 personas que viven en  la pobreza, es decir, que cerca de 25% de la población del Oriente tienen 2 o más de sus necesidades básicas insatisfechas, sin tener en cuenta aquellos que se encuentran solos, tristes y esclavos de la prisión de las drogas. Ante esta realidad, “NO PODEMOS QUEDARNOS PARADOS”, sino que más bien, debemos hacernos conscientes de que tenemos mucho por hacer, cada uno puede hacer parte de la solución del problema, haciendo que esta cuaresma sea diferente, con sentido, brindando ayuda, esperanza y alegría a los más vulnerables por medio de la Campaña de Comunicación Cristiana de Bienes.

Ser solidarios es tener  la capacidad de cambiar nuestra actitud y hacer nuestra la necesidad de los demás, es saber poner a disposición de Dios lo que tenemos, nuestras humildes capacidades para el servicio de los demás.

Por eso queremos unir nuestras fuerzas y recursos para ayudar a los hermanos que sufren en diversas situaciones, y que son atendidos material y espiritualmente por la Pastoral Social Diocesana. Este año el objetivo es generar conciencia social entre los católicos, animándolos a compartir de manera generosa sus bienes con quienes más necesitan. La Campaña  comenzará el miércoles de ceniza (14 de febrero) y terminará el jueves Santo (29 de marzo) y tú puedes hacer parte de ella, recibiendo una alcancía o un sobre en tu parroquia más cercana, o reclamándola en la Pastoral Social Diocesana, allí depositarás el equivalente en dinero a tus abstinencias y sacrificios  de esta cuaresma para ayudar a los que necesitan de ti.

La campaña de Comunicación Cristiana de Bienes existe desde hace 30 años, en el pasar del tiempo  hemos venido ayudando en el sostenimiento de las 17 Casas Pan y Vida de la diócesis, la implementación de una casa de acogida en Rionegro, pero sobre todo hemos tejido historias de vida y de esperanza, nada de esto sería posible sin tu aporte.

Cerca de 200 jóvenes se forman en los Seminarios de nuestra diócesis

En los Seminarios Diocesano Nuestra Señora y Nacional Cristo Sacerdote y en las casas de formación Siervos del Espíritu Santo y San Pablo, se forman actualmente aproximadamente 200 jóvenes, con el propósito de llegar a un ministerio sacerdotal.

Desde el pasado 28 de enero inició nuevamente el proceso de formación en las diferentes casas de nuestro territorio eclesial, con un muy buen grupo de jóvenes que comparten el interés de formarse, en este proceso de discernimiento y van reafirmando cada año esa vocación a la cual el Señor los ha llamado.

El Padre Fernando Monsalve, responsable de la Pastoral Vocacional y Rector del Seminario Menor San Alberto Magno, dio a conocer las cifras de los seminaristas de la Diócesis de Sonsón Rionegro. El seminario diocesano, de Marinilla, cuenta en total con 82 seminaristas: 43 que se encuentran en el grado propedéutico y 39 en los tres años de discipulado; en el seminario nacional, de La Ceja, se forman 38 jóvenes en los diferentes grados de Teología; en la Asociación Sacerdotal San Pablo, 13; en la Asociación Siervos del Espíritu Santo, 43 y hay 21 seminaristas en Año de Formación y Experiencia Pastoral.

De igual manera, la Pastoral Vocacional viene desarrollando diferentes actividades en nuestra jurisdicción,  “el próximo 17 de febrero iniciaremos con las convivencias de aspirantes; esta es una invitación para todos los jóvenes que sienten inquietud de llamado vocacional, en el seguimiento del Señor; entonces este día, a partir de las 9:30 a.m., en el Seminario Diocesano Nuestra Señora de Marinilla, tendremos un día especial, y a partir de ahí cada mes, que ayudará a estos jóvenes a fortalecer y discernir mejor la vocación que cada uno puede tener en su corazón”, dijo el rector del Seminario Menor.

Además, el 24 de febrero inician los encuentros vicariales con los integrantes del Seminario Menor Parroquial, que está conformado por niños y jóvenes que desde sus parroquias empiezan a cultivar ese llamado que sienten; para esa fecha, se tendrá la jornada con los miembros de la vicaría El Sagrado Corazón de Jesús, que comprende las parroquias de los municipios de Guarne, San Vicente, Marinilla, El Santuario y El Carmen de Viboral; el 3 de marzo se tendrán las vicarías La Inmaculada Concepción y Nuestra Señora del Carmen; el 10 de marzo con las vicarías Nuestra Señora de Arma, San Simón y San Judas y Santa Laura Montoya; el 28 de abril con la Vicaría Nuestra Señora de Chiquinquirá.

Entre otras actividades programadas para este año, se tendrá el encuentro con las familias cuyos hijos están en el Seminario Menor Parroquial, el 10 de junio en el Seminario Diocesano; el 18 de agosto se realizará el día de campo del Seminario Menor, un día en el que todos llegan al seminario, de las diferentes parroquias de nuestra diócesis, para compartir un día agradable en torno a la experiencia de la vocación.

“A todos ustedes les agradecemos tanta bondad para con la iglesia; a todos los jóvenes que sienten un llamado a la vocación, los invito para que no cierren sus puertas y busquen en sus parroquias; acérquense a los sacerdotes y párrocos y díganles que tienen inquietud vocacional y quieren iniciar un proceso de discernimiento, ellos los conducirán al seminario Diocesano y allí podremos apoyarlos en lo que estén necesitando, con el fin de descubrir si se tiene el llamado a servir en el ministerio sacerdotal”, finalizó el padre Fernando Monsalve.

No nos olvidemos nunca de orar por las vocaciones; pidamos a Dios que envíe vocaciones sacerdotales y religiosas a nuestra iglesia; sobre todo, hombres y mujeres que sean completamente enamorados de entregarse todo el tiempo a los demás.

Para más información, se pueden contactar a la Pastoral Vocacional de la Diócesis

Teléfono: 531 5252 ext 122

Correo: pvocacional@diosonrio.org.co

Asesor: P. Fernando Monsalve.

Fuente: Diócesis de Sonsón Rionegro